¿Cómo ahorrar energía?

Los aumentos de las tarifas eléctricas llegaron a niveles hasta de 700% para los consumos medios. En promedio, el incremento varió entre 250% y 350%. En cualquier caso, fue un dolor para el bolsillo, por lo que el ahorro de energía se hace clave.

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), el gasto de electrodomésticos supone el 56% del consumo energético, unos 990 euros al año de media. Por ello, el uso eficiente del mismo nos permitirá conseguir ahorros considerables.

En lavadoras/lavavajillas: Usar programas a temperatura moderada, el 90% de la energía se usa para calentar el agua y reduce las revoluciones del centrifugado. En general es recomendable usarlo a carga completa, salvo para los electrodomésticos que permitan usar programas de carga media, que ajustan el consumo de luz y agua. El mantenimiento es muy importante, usar descalcificantes y limpiar el filtro de impurezas nos ayudará a que cada lavado sea más económico.

En el frigorífico/congelador, debemos realizar también un mantenimiento adecuado, dejando suficiente espacio entre el motor y la pared, evitar que acumule hielo y ajustando bien las temperaturas 5ºC en el frigorífico y -18ºC para el congelador. No metamos alimentos calientes en la nevera, porque al hacerlo aumentamos el consumo ya que el frigorífico buscará mantener la misma temperatura.

Cocina eléctrica: En primer lugar no emplear cacerolas y sartenes más pequeñas que los quemadores de la vitrocerámica. Usemos menaje eficiente, como es la olla presión y aprovechemos el calor marginal tras apagar el fuego para los últimos momentos de preparación de nuestras comidas. Igualmente sustituir el microondas por el horno es muy recomendable (65%-70% de ahorro), y si usamos este, el ahorro de apagarlo unos minutos antes y aprovechar el calor marginal es mayor que en las vitrocerámicas.

En las televisiones/pantallas el ahorro de la tecnología LED es muy importante (37% en funcionamiento con respecto a los paneles LCD) pero también en espera (40%) aun así, apagarlo completamente (no dejarlo en standby) nos permitirá conseguir ahorros moderados. Para ello es de gran ayuda usar regletas con interruptores, que nos permite fácilmente desconectar energía de una serie de electrodomésticos (es muy común la combinación de televisión, reproductores de DVD y consolas).

  1. Apagar luces y equipos que no se usan.
  2. Acondicionan el aire a 24 grados. El aire se mantiene a una temperatura agradable mientras estén cerradas puertas y ventas.
  3. Realizar el mayor número de actividades aprovechando la iluminación solar.
  4. Mantener en condiciones las heladeras y freezers, porque estos equipos explican el 30% del consumo de una vivienda promedio. Para lograrlo, las partes traseras deben estar separadas de las paredes por 20 centímetros y conservarse limpias para que ventilen adecuadamente. Además, si se descongela antes de que la capa de hielo alcance tres milímetros de espesor, se puede conseguir un ahorro de hasta 30%. La temperatura de refrigeración debe ser de 6 grados y la de congelación de -18 grados.
  5. Entre 80% a 85% de la energía que usan los lavarropas se utiliza para calentar agua, por lo que se recomienda lavar con los programas de agua fría.
  6. Debe plancharse la mayor cantidad posible de ropa en cada sesión y hacerlo, preferiblemente, fuera de los horarios de mayor consumo
  7. Recordarse apagar el monitor de la computadora si no será utilizada y encenderla sólo cuando se necesita. No debe dejarse encendida de noche.