8 remedios caseros para la artritis y el dolor articular

La artritis es una inflamación de las articulaciones que se caracteriza por dolor, hinchazón, deformidad y/o rigidez, comúnmente en áreas como las rodillas, dedos de las manos, de los pies, las muñecas, codos y hombros, aunque también puede producirse en el cuello, espalda o cadera.

Aceite de pescado o semillas de linaza

Los ácidos grasos omega 3 que contiene el pescado y las semillas de linaza, son efectivos para tratar la artritis y el dolor articular, ya que este componente disminuye la inflamación y el desgaste de cartílago.

Apio

Uno de los alimentos que no pueden faltar en una dieta saludable con el fin de aliviar las inflamaciones es el apio. Este alimento se caracteriza por sus propiedades diuréticas y desintoxicantes. Además remineraliza el organismo, lo desintoxica, depura la sangre, mejora la digestión, disminuye la presión arterial, alivia dolores articulares y tiene propiedades que ayudan a prevenir el cáncer. Para aprovechar todos sus beneficios es importante consumirlo en jugos, infusión o ensaladas.

Eucalipto

Se caracteriza por sus propiedades analgésicas, antirreumáticas y depurativas, además de tener un efecto calmante contra las inflamaciones. Se debe consumir en té, o bien aplicarlo en compresas o como aceite esencial.

Ortiga

Esta planta se caracteriza por sus propiedades depurativas, además de ayudar a calmar los síntomas de la artritis. Se puede consumir en ensaladas, agregarla a batidos e incluso puedes extraer una tintura de esta planta, macerando unas cuantas hojas por medio litro de alcohol de 90º durante 10 días. Con la tintura se frota el área afectada entre 2 o 3 veces al día.

Jengibre

El jengibre se caracteriza por sus potentes beneficios antiinflamatorios y analgésicos, que pueden ser utilizados tópicamente para reducir el dolor y la hinchazón que se produce en la artritis. Además, incluir jengibre en la dieta ayuda a reducir el dolor de las enfermedades inflamatorias en cualquiera de sus manifestaciones. En este caso es recomendado preparar un té de jengibre, colocando una raíz en un litro de agua hirviendo.

Cúrcuma

La cúrcuma es otro de los antiinflamatorios naturales poderosos que nos pueden ayudar a disminuir los dolores articulares. En este caso se debe diluir media cucharadita de cúrcuma en un vaso de agua hirviendo, y tomarlo dos veces al día.

Ajo

El ajo es un alimento con propiedades antiinflamatorias, depurativas y desintoxicantes, entre otros. Para tratar la artritis se utiliza de diferentes maneras. La primera es consumiendo tres dientes de ajo crudo al día. Otra opción es machacar un ajo y aplicarlo directamente en la zona de dolor. El último remedio consiste en machacar un ajo, mezclarlo con jugo de limón y tomar esta preparación en ayunas al día siguiente.

Laurel

Para aliviar la inflamación y el dolor en las articulaciones, prepara una infusión de laurel. Se pone a hervir un litro de agua, cuando esté en ebullición se le agrega 10 gramos de hojas de  laurel y se deja hervir 5  minutos más. Una vez esté listo, se deja reposar y se aplica tibio sobre la zona afectada, utilizando un paño de algodón. Mantener en la zona afectada durante 2 minutos y hacer este tratamiento por lo menos 5 veces.